La Bicicleta – Transporte – COVID 19

La bicicleta es un medio de transporte muy seguro para evitar el contagio de covid-19 y el riesgo de rebrotes a partir del uso del transporte público. También hay que tener en cuenta otra «pandemia» silenciosa: las enfermedades crónicas no transmisibles, ya que uno de los cuatro factores de riesgo es el sedentarismo, de ahí la importancia de la movilidad activa, como el uso de la bicicleta, caminar, correr. La bicicleta se ha instaurado como el mejor medio de transporte para evitar la propagación del coronavirus. Esto se debe principalmente a dos motivos: por ser de uso individual y por permitir la distancia de seguridad entre usuarios. Es en este contexto que la bicicleta se ha considerado una solución para desplazamientos en las ciudades.

La bicicleta eléctrica
Porqué mencionamos a la bicicleta eléctrica? Porque hace posible el uso por parte de personas de todo el rango de edades y condición y amplía el radio de distancias que podemos recorrer confortablemente.

En sus inicios se la miró, casi diría, con desprecio. Se decía que eran bicicletas para jubilados y se achacaba a sus conductores falta de espíritu deportivo. Pero eso ha quedado atrás: las bicicletas eléctricas se han impuesto en todos los segmentos de edad. Y las hay en todas las variantes, incluyendo modelos deportivos para trekking.

Salidas recreativas
Para salir a bicicletear en grupo, en primer lugar hay que utilizar el sentido común. No se puede salir a rodar con personas que hayan estado en contacto directo con enfermos o tengan síntomas. Aunque los casos de contagio estén disminuyendo, hay que seguir tomando las precauciones necesarias para evitar que se produzca un nuevo brote. De momento, no existe vacuna para la cura de la enfermedad y todavía no está claro el modo de propagación del virus.

Otro de los factores a tener en cuenta será el número de personas que forman el grupo. Tal y como explican en un artículo de la revista Bicycling, “viajar con un compañero de entrenamiento o un pequeño grupo de dos a tres en los que confía probablemente sea seguro, dependiendo del área en la que viva y las precauciones que todos tomen”. Ante todo, hay que tener responsabilidad individual y asegurarse que tus compañeros de ruta han estado cumpliendo las normas de seguridad durante estos últimos meses.
Tener en cuenta también que se debe mantener un distanciamiento determinado, incluso con tus compañeros de ruta y medidas básicas de higiene como lavarse las manos con frecuencia y llevar alcohol en gel.

El riesgo de contagio es mucho mayor en interiores que en exteriores, pero quizás un metro y medio no sea suficiente si uno rueda tras otro ciclista. La velocidad de la bicicleta presenta desafíos adicionales, y metro y medio no es suficiente distancia si estas siguiendo a otro ciclista, porque rápidamente entrarás en la respiración exhalada de la persona que lo precede.

También a la hora de salir habrá que tener en cuenta el número de casos confirmados que hay en la zona por la que te vas a mover. Si están aumentando, será mejor plantearse otra ruta. En estos momentos, lo mejor es salir solo o en grupos pequeños y circular por zonas más agrestes.
Por último, habrá que tener en cuenta si con tus salidas y probabilidades de contagio, estás poniendo a otras personas en riesgo, puede ser que en nuestra familia o entorno haya una persona de riesgo.

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

La Bicicleta